viernes, 13 de febrero de 2015

Tahine, indispensable en la despensa








El tahine es una  de crema de color arena, de olor inconfundible, indispensable en la cocina de Oriente Medio.

Simplemente son semillas de sésamo molidas hasta el extremo de convertirlas en  puré, ya que salen todos los aceites que contiene la semilla.

(parece que no es muy fotogénico o yo hoy no estoy inspirada)

Se puede apreciar un gran grumo al no haberlo batido previamente.





Su uso es muy común en un sinfín de platos árabes, el famoso "hummus" lo contiene, un buen bocata de "falafel" siempre lleva un poco untado en el pan y, por sorprendente que parezca, también se usa en repostería, de hecho hay un dulce, que se asemeja algo al turrón blando español, cuyo ingrediente principal es el tahine y se llama "Halawa"

En España, cada vez resulta más fácil encontrarlo. Hace veinte años era casi imposible, y cuando las existencias se acababan, en casa había que esperar a que alguien viniera de visita cargado con comida árabe o por supuesto, viajar a Oriente Medio a proveerse uno mismo de todo tipo de ingredientes para poder cocinar en casa.
Eso se acabó, incluso en un famoso centro comercial español, se puede encontrar Tahine (griego, eso sí) en un club que tienen para los gourmands... También se encuentra en herbolarios (éste ecológico y made in Spain), yo no lo recomiendo, salvo que no haya otro, y, en tiendas árabes, que normalmente tienen Tahine libanés, que es el que yo suelo usar, he probado el griego, y para una emergencia vale Una vez se me ocurrió comprar el español, ecológico de herbolario y fue directo a la basura.
Como siempre digo, todo va en cuestión de gustos, pero si podeis conseguir Tahine libanés o de cualquier otro país de Oriente Medio, mejor que mejor.

Os animo a todos a compraros un bote de esta delicia oriental y advertencia, hay que agitar el bote antes de usarlo, porque normalmente el aceite se queda arriba y los posos del sésamo abajo.

Otra cosa, cuando llevamos mucho tiempo sin usarlo, es conveniente batirlo un poco con una cuchara o un tenedor, ya que por la decantación, la parte de abajo tiende a solidificarse...

Lo último ya, si os apetece probarlo "a palo seco", tened un vaso de agua cerca... No está malo pero deja la boca de lo más pastosa.... La que avisa no es traidora!!

Y atentos que la próxima entrada lleva tahine... ala!! a la tienda!!

Publicar un comentario
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...